En Nikola tech, apoyamos cualquier iniciativa que  contribuya a la mejora de la educación en general y sobre todo la que se imparte en nuestro entorno mas cercano. Leyendo un artículo de Enrique Dans, nos vemos reflejados en el apoyo que se debería dar a la enseñanza de programación, siendo básica para la relación con nuestro entorno y haciendo mas competentes a nuestros hijos.

Pensar, como algunos pretenden, que las ciencias de la computación no es necesario enseñarlas porque “ya están presentes y se aprenden solas”, o porque “los jóvenes ya están preparados para ellas porque las toman del entorno” es profundamente limitante. Una persona que se gradúa hoy tiene que entender lo que supone un proyecto tecnológico, tiene que tener una base adecuada de hardware, de software y de diseño, tiene que adquirir algunas bases de programación – al menos lo que es un algoritmo, una variables, un condicional y un bucle – y ser capaz de manejar estos elementos de una manera mínimamente coherente.

Nuestro programa educativo viene a cubrir esta demanda de enseñanza tecnológica,  de una forma responsable intentando establecer bases solidas  de programación. Nuestra principal preocupación es ofrecer una enseñanza de calidad que incorpore actividades divertidas que enganchen a los niños pero alejándonos de otras propuestas educativas que basadas en el juego, olvidan la enseñanza de la programación y la robótica.

Somos conscientes que no todos nuestros alumnos se dedicarán en un futuro a la ingeniería, el diseño digital o la creación de  automatismos, pero también somos conscientes de que se encontrarán preparados para desenvolverse en un mundo en el que están constantemente rodeados de objetos programables.

Os dejamos el enlace al artículo completo de Enrique Dans